Los registradores homologados AKO permiten almacenar del historial de la temperatura de la cámara de hasta dos años.

Su pantalla gráfica de grandes dimensiones permite su fácil lectura.

Cuenta con alarmas de temperatura tanto visuales como acusticas.

 

   
           
                     
 

La ley obliga a las instalaciones frigorificas la instalación de este dispositivo de almacenamiento de datos . Será sometido a revisiones periódicas y sujeto a comprobación metrodológica cada dos años.

 

El imcuplimiento de esta norma puede acarrear multas de hasta

60.000 €.

           
    INICIO